Hay empresas que hacen que sus empleados marquen la media hora de descanso cuando en realidad el empleado no se la toma, o que marque una hora de salida cuando el empleado se queda más horas en la empresa.

Esto se realiza con el fin de no pagar los descansos no gozados (se pagan doble) o las horas extras (se pagan al 100% o 150% según el caso).

Esta es una conducta ilegal de la empresa y constituye un incumplimiento del contrato de trabajo, también significa fraude con el fin de procurarse un beneficio injustificado en perjuicio del trabajador.

Debe tenerse en cuenta que, en el derecho laboral rige plenamente el principio de primacía de la realidad, esto es, se dejan las formas de lado y se va a la realidad de los hechos.

Siempre que el trabajador logre demostrar la duración de la jornada o que no gozaba de los descansos, se deberá estar a esa realidad y no a lo consignado en la planilla de horarios.Uno de los remedios para esta situación es hacer la denuncia ante el Ministerio de Trabajo aportando pruebas de esta situación, la otra es citar a la empresa a una audiencia ante el Ministerio de Trabajo para reclamar por esta situación.

Las eventuales represalias que puede tomar la empresa contra el trabajador pueden dar lugar a considerar una situación abusiva que puede derivar en un despido abusivo.